Asimismo, la Coordinación Nacional de Protección Civil, informa que la fuente es de bajo riesgo, sin embargo puede ser peligrosa para las personas si no se maneja en condiciones de seguridad o no se protege desde el punto de vista físico, lo que podría causar lesiones permanentes a la persona que la manipule o esté en contacto con ella durante unas horas. Si el material no se encuentra en su contenedor, representa un riesgo importante para la salud; sin embargo, dicha fuente no es peligrosa si no se extrae de su blindaje.

Cabe destacar que la Coordinación Nacional de Protección Civil se encuentra en plena coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México y las instancias federales para la realización de acciones de búsqueda y medidas preventivas.

Por lo anterior la Coordinación Nacional de Protección Civil y la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, emiten las siguientes recomendaciones en caso de localizar la fuente:

– No realizar manipulación alguna del contenedor donde se encuentra la fuente, ni permanecer cerca del mismo, sin antes haber recibido instrucciones por parte de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias.

─ Establecer un perímetro de seguridad y resguardo de 5 metros.

─ Notificar el hallazgo de inmediato a la autoridad de orden federal.

─ Levantar un registro de las personas (civiles y primeros respondedores) que pudieron haberse ubicado dentro del radio de seguridad (nombre, dirección y teléfono de contacto).

─ Adicionalmente, reportar el hallazgo del equipo o de las fuentes radiactivas a:

• Emergencias: 911

• Comisión Nacional de Seguridad: 088

• Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias: 01 800 111 3168, 045 (55) 9199 8799, 045 (55) 5415 2918, 045 (55) 2729 9726

• Centro Nacional de Comunicaciones de Protección Civil: 01 800 00 413 00, 01 (55) 5128 0000, extensiones 37807, 37811, 37812, 37428, 37422